Análisis

Una vez obtenidos los resultados y realizado el vaciado de datos en cuadros de contingencia de doble entrada, es importante realizar un análisis que se basará estrictamente en el marco teórico y explicará las relaciones planteadas en la tesis con el objeto de:

 

¨      Establecer las relaciones entre variables,

¨      Mostrar que la causa es fuertemente probable,

¨      Explicar el razonamiento utilizado para el análisis.

 

Este análisis puede ser realizado, para su mejor entendimiento, después de cada uno de los cuadros de contingencia, donde se analicen los resultados obtenidos y el por qué de los mismos; lo que se intenta es encontrar aquéllos aspectos claves, que al ser cambiados pueden resolver el problema.

 

La profundidad del análisis está estrechamente relacionada con el tipo de estudio establecido para la investigación. En el caso de que se busque probar una hipótesis, se debe describir todos los resultados para tal efecto; por el contrario, si el caso no busca probar ninguna hipótesis, el contenido del análisis debe resolver el problema.

 

Tipos de análisis

 

El alumno investigador debe tener en cuenta que el propósito último del método científico es obtener un entendimiento o explicación del fenómeno (o población) que se está investigando, o permitir una predicción. Aunque se presenta necesariamente una superposición entre las formas de analizar los datos, existe una diferencia muy importante entre la investigación exploratoria y la investigación confirmatoria.

 

La característica más importante que diferencia el análisis entre exploración y confirmación es el momento en el cual este análisis está siendo realizado. Por ejemplo, por regla general, el planteamiento de los estudios exploratorios es realizado en el momento mismo en que la información está siendo recolectada, mientras que en los estudios confirmatorios primero se recolecta los datos y posteriormente se los analiza de una manera mucho más estructurada.

 

a.     Análisis exploratorio

 

El análisis exploratorio tiene que ver con el problema de la construcción de tipologías (ej. tipos de comportamiento); normalmente estas tipologías son construidas mientras el alumno investigador está recolectando su información.

 

El objetivo del análisis exploratorio es interrelacionar las generalizaciones y las tipologías a fin de definir una teoría básica con relación al tema o fenómeno bajo estudio.

 

Es en el planteamiento del problema que el alumno investigador puede juntar todas las piezas y conseguir respuestas más específicas sobre los resultados a los cuales le ha conducido este tipo de estudio exploratorio.

 

b.     Análisis confirmatorio

 

El análisis de los datos en estudio confirmatorios está organizado alrededor de las hipótesis que ha guiado la recolección de la información. En otras palabras, el  objetivo es analizar los datos de tal manera  que permitan la mejor verificación de la o las hipótesis de trabajo.

 

Es en los análisis confirmatorios donde se ponen en práctica las técnicas cuantitativas más sofisticadas. Es precisamente por la posibilidad de cuantificar los datos que el alumno investigador dispone de diversos tipos de análisis: preliminar, univariado, bivariado y multivariado.

 

*   Análisis preliminar.

 

Una gran mayoría de los estudios confirmatorios requieren de un análisis de tipo preliminar. Por ejemplo, cuando algunos métodos exploratorios como la observación participante o el análisis de contenido han sido empleados para recoger información, se hace necesario codificar o categorizar todos los datos recolectados (por ejemplo darles valores numéricos). Es durante la etapa de los análisis preliminares que los alumno investigadores dedicados a un estudio confirmatorio pueden trabajar sobre la base de escalas de medición que no son nada más que una serie de pasos graduados a lo largo de la dimensión simple de un concepto teórico. Por ejemplo, sobre la base de las respuestas obtenidas por un alumno investigador con relación a ciertas actitudes, creencias, opiniones y sentimientos, se pueden construir escalas que miden la intensidad actitudinal de los individuales estudiados con relación a, por ejemplo, grupos raciales o étnicos, grupos ocupacionales, grupos religiosos, etc. El ejemplo más conocido de este tipo de escalas es la llamada Escala de la Distancia Social de Bogardus.

 

*   Análisis univariado.

 

Implica el análisis de una sola variable. Por ejemplo, podemos considerar la variable educación en una investigación que busca determinar cual es el número promedio de años de educación que las personas de una empresa tienen completados. Para esto, podemos primero agrupar a los individuos según el número de ciclos y años de estudio completados (básico, intermedio, medio, universitario); luego estos datos podrán ser analizados en función de porcentajes y finalmente en función de medidas de tendencia central (e.g. media aritmética). Como conclusión, tan sólo diremos que el número promedio de años de educación completados por las personas es N.

 

*   Análisis bivariado.

 

Implica el análisis comparativos de dos variables una de las cuales modifica a la otra. Retomando el ejemplo anterior, queremos ahora saber no sólo el promedio de años de educación completados, sino también cual es la distribución de estos resultados de acuerdo al sexo de los entrevistados. En otras palabras buscaremos establecer una relación destinada a darnos a conocer cuál es el nivel de educación de acuerdo al sexo de la persona entrevistada. Si esta relación causa-efecto fuese hipotetizada antes de las entrevistas, los resultados que obtengamos nos permitirían verificar la hipótesis de trabajo, es decir confirmarla o rechazarla mediante los datos recolectados.

 

*   Análisis multivariado.

 

Casi todas las investigaciones confirmatorias son analizadas por medio del análisis de tipo multivariado. En este tipo de análisis tres o más variables son examinadas en forma simultánea. Retomando el ejemplo anterior, ahora no sólo queremos saber el nivel de educación por sexos son también ver que sucede con la variable edad.

 

 Constatación del problema  investigado

 

Con el análisis de los datos e información obtenidos en la investigación de campo, se confirma el problema planteado inicialmente y se profundiza en sus particularidades y en los efectos que conlleva de acuerdo con los resultados a los que se han arribado.

 

 Prueba de la hipótesis

 

La prueba de la hipótesis, debe ser realizada de acuerdo con la forma en que haya sido planteada, según lo especificado en la Formulación de la Hipótesis:

 

1ª Forma

 

 

Una vez realizado el análisis de los resultados, se confirma o no la hipótesis planteada. Debido a que para este efecto, la hipótesis se somete a una prueba empírica, no se prueba si es o no falsa, sino se argumenta si fue apoyada o no de acuerdo con los datos de la investigación.

 

En esta prueba se debe constatar que la relación entre las variables identificadas existe, a través de argumentos que serán obtenidos de la deducción y en su caso de la inducción. En la medida en que existan más argumentos y sean a la vez contundentes, fortalecerán y apoyarán en mayor magnitud la credibilidad y validez de la hipótesis en el contexto dentro del cual se comprobó.

 

2ª Forma

 

Para probar las aseveraciones o hipótesis se lleva a cabo un juicio. El testimonio y las pruebas obtenidas durante el juicio equivalen a la información de la muestra. Si la información de la muestra concuerda con la hipótesis de inocencia, no se puede rechazar la hipótesis nula que el consignado es inocente. Sin embargo, si la información muestra no es consistente con la hipótesis de inocencia, se rechazará la hipótesis nula. En ese caso, la acción a tomar se basará en la hipótesis alternativa de que el acusado es culpable.

 

Descripción del paradigma bajo estudio: Reconstitución del paradigma.

 

En este punto el alumno investigador puede, si se da el caso, contribuir a un paradigma, con el fin de cambiarlo o complementarlo con su estudio.

 

(Esta parte ha sido tomada y adaptada de la Guía de Tesis de la Carrera de Administración de Empresas de la Universidad Católica Boliviana, La Paz, Bolivia, 2002).